Terapia familiar | Al mal tiempo…buena cara.
Soy terapeuta colegiada, especializada en Terapia individual, familiar y de pareja. Utilizo técnicas y conocimientos de diversas perspectivas psicológicas.
psicóloga, terapia familiar, terapia de pareja, terapia individual, terapia on-line, terapia en sitges, psicoterapia breve, centro de psicologia, terapia breve, psicoterapia individual, centro de psicoterapia, psicologos en sitges, terapia de constelaciones, sicologos, terapia de familia, psicologo para adultos.
41158
post-template-default,single,single-post,postid-41158,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive
 

Al mal tiempo…buena cara.

Al mal tiempo…buena cara.

Al mal tiempo…buena cara.

Ya sabéis lo que me gustan los refranes populares…y es que son tan certeros! Después de todo el sentido común y la experiencia son conocimientos que, si bien no tienen carácter de científicos, sí tienen comprobación empírica!!

Con la llegada del otoño y el invierno, y el mal tiempo, algunas personas notan “bajones” en su estado anímico. “Estoy depre”, “no tengo ganas de hacer nada” son frases resultado de falta de energía, la cual puede producir efectos similares síntomas depresivos. Pero tener síntomas similares no es lo mismo que estar deprimido! Podemos estar tristes, pero estar deprimidos es algo mucho más serio.

En algunas zonas la escasez de luz solar puede ocasionar desajustes hormonales que den lugar a síntomas relacionados con la depresión. Es lo que se llama trastorno afectivo estacional o depresión invernal. Para explicarlo, los trabajos más actuales se centran en el papel que tienen la melatonina y la serotonina, dos sustancias químicas que participan en la regulación de la energía, el estado de ánimo y los ciclos de sueño-vigilia. Por ejemplo, en los países nórdicos se utiliza la luminoterapia para contrarrestar los efectos de la falta de luz durante los oscuros inviernos. Fijémonos también, los que estamos acostumbrados a tener buen tiempo y sol casi todo el año, como se resiente nuestro estado de ánimo cuando hay varios días de lluvias y cielos cubiertos…en Finlandia estaríamos todo el día bajo la lámpara!!

Ahora bien, la depresión invernal es más propia de países como los nórdicos, pero el invierno, el tiempo más frio y desagradable, el descenso de fuerza de la luz solar y cambio de ritmo de las actividades pueden hacer que algunas personas se sientan “depres”. Que el invierno deprima no tiene de momento ninguna base científica certera pero lo que si es cierto es que el mal tiempo y el frio reducen la actividad en la calle y, en nuestra cultura, estamos muy acostumbrados a estar al aire libre y tener contacto constante con otras personas.

Para paliar esos síntomas que “provoca” el cambio de tiempo algunas recomendaciones son: intentar mantener una vida social activa (si no se puede salir porque diluvia, no olvidemos que el contacto con los demás es cada vez más fácil a través de redes sociales y tecnologías de la comunicación), hacer ejercicio (aquí no sirve el no poder salir como excusa…hay gimnasios), salir al aire libre a menudo (vamos…4 gotas no nos echan para atrás a la hora de salir!), alimentarse bien y…si no, siempre nos queda sonreír, reír, sonreír, reír….

¿Porqué sonreír o reír o ambas cosas? Pues porque ahora sabemos que sonreír no sólo comporta beneficios a nivel psicológico, sino que también lo hace a nivel fisiológico. Según Paul Ekman, psicólogo experto y pionero en el estudio de emociones y su expresión facial, la sonrisa moviliza la musculatura de manera que en el cerebro se activan la áreas que corresponden a la emoción asociada, la alegría! La sonrisa, como la risa, ayudan a reducir el estrés, a mejorar la frecuencia cardíaca, a fortalecer el sistema inmunitario, a etc. y se estimulan regiones cerebrales relacionadas con emociones y sentimientos positivos, con el consiguiente efecto en el bienestar psicológico!!!

Como recomiendo siempre…compruébalo por ti mismo. Simplemente sonríe y experimenta su efecto!!

Y no olvidéis que como dice un proverbio japonés “el tiempo que uno pasa riendo es tiempo que pasa con los dioses”.

 

 

 

 

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »