Terapia familiar | Amor propio
Soy terapeuta colegiada, especializada en Terapia individual, familiar y de pareja. Utilizo técnicas y conocimientos de diversas perspectivas psicológicas.
psicóloga, terapia familiar, terapia de pareja, terapia individual, terapia on-line, terapia en sitges, psicoterapia breve, centro de psicologia, terapia breve, psicoterapia individual, centro de psicoterapia, psicologos en sitges, terapia de constelaciones, sicologos, terapia de familia, psicologo para adultos.
41039
post-template-default,single,single-post,postid-41039,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive
 

Amor propio

Amor propio

Escuchando una versión de la canción de U2 “With or without you”, con o sin ti dice la letra… me ha hecho pensar en un amor, un amor que parece no acabar de cuajar o que no ofrece seguridad de compromiso, que no proporciona paz. Un amor con el que nos cuesta vivir, porque nos hace daño; pero un amor al que no podemos dejar porque es esencial para nosotros. Son este tipo de canciones las que nos muestran como los humanos vivimos el amor…con pasión, con dolor, con anhelo, con plenitud, con alegría.

La canción sigue algo así como:

Contigo o sin tí.

No puedo vivir.

Contigo o sin tí.

Y te entregas por completo…

¡Un amor de los que hacen sufrir! Pero, a mi más que pensar en el amor romántico me ha hecho pensar en el amor propio, en el amor que sentimos por nosotros mismos. En nuestra autoestima.

En ocasiones nos amamos. Nos gusta como somos…con sus más y sus menos. Lo que opinen los demás, no diré que no influye porque eso sería una ficción…todos queremos gustar, queremos que se nos valore, que se nos reconozca, pero hay personas a las que no les importa tanto. Esas personas siguen su camino, se tropiezan, se caen, se levantan y se enfrentan a la vida. Esas personas aceptan lo viene, se aceptan como son, con lo que gusta y lo que disgusta.

Sin embargo, en ocasiones, aunque haya amor por uno mismo cuesta aceptarnos de manera incondicional. Dicen que la mejor manera de tener una buena autoestima es precisamente aceptarnos tal cual somos. Quizá nos hayamos hecho una idea demasiado ideal de lo que deberíamos ser y nos hayamos planteado metas muy elevadas, pero el espejo de la realidad no nos devuelve la imagen que mentalmente nos hemos construido. Pueden entonces surgir dificultades para afrontar las cosas y derrocharse excesiva energía intentando ser quienes hemos esbozado en nuestra mente, pero no conseguimos alcanzar fuera de ella.

“Tengo que hacer algo grande”, “debo conseguir lo que me propongo”, “si no lo consigo me rechazarán”, “no soy suficiente”…. Cuanto dolor transmiten estas frases.

Tú lo das todo pero yo quiero más, y sigo esperándote.” dice la letra …y sí, está bien intentarlo, esforzarnos por alcanzar nuestros anhelos, pero no a costa de nuestro bienestar emocional y físico.

Empecemos por comprender que aceptar no es renunciar ni tirar la toalla. Aceptar nuestras limitaciones, aceptar las circunstancias de nuestra historia personal, aceptar lo que somos ahora es el primer paso para alcanzar una buena autoestima…y una buena salud emocional!

“Sí, se puede”…pero, ¿y si no? No seamos tan duros con nosotros mismos. No consentir nuestras emociones, conductas o pensamientos genera sufrimiento. Mirar más lo que no hemos conseguido nubla la posibilidad de ver lo que si alcanzamos.

Quizá llegados a este momento convenga revisar nuestra autoimagen, nuestras creencias y ser más compasivos, amables y respetuosos con nosotros mismos.

La autoaceptación incondicional es el mejor ejemplo de amor… Amemonos pues!!

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »