Terapia familiar | La clase de los listos
Soy terapeuta colegiada, especializada en Terapia individual, familiar y de pareja. Utilizo técnicas y conocimientos de diversas perspectivas psicológicas.
psicóloga, terapia familiar, terapia de pareja, terapia individual, terapia on-line, terapia en sitges, psicoterapia breve, centro de psicologia, terapia breve, psicoterapia individual, centro de psicoterapia, psicologos en sitges, terapia de constelaciones, sicologos, terapia de familia, psicologo para adultos.
41016
post-template-default,single,single-post,postid-41016,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive
 

La clase de los listos

La clase de los listos

¡Cómo está el mundo! Me sorprenden los valores que transmitimos… Me pregunto si aún seguimos en la prehistoria educativa. No hablo de profesorado ni de políticas educativas en exclusiva, sino también de cómo las personas en general valoramos si alguien es inteligente o no.

 

Hace poco me encontré a un muchacho conocido y al preguntarle que tal le iba el instituto me dijo algo así como que genial ahora que estaba en una clase con gente de su nivel (“la clase de los listos”) y no con “atontados”. OOOOO así quedó mi boca!!! No supe que decir. Pero, mi cabeza empezó a darle vueltas a una cuestión: ¿realmente seguimos pensando que los resultados académicos son determinantes exclusivos de la inteligencia? ¿Aun mantenemos los mismos parámetros y seguimos pensando que las inteligencias lingüístico-verbal y lógico-matemática son los únicos parámetros para decir si un estudiante es inteligente? ¿Estudiantes con capacidad alta para el deporte, el dibujo, la relación con los iguales o la música, pero mediocres en mates, física o lenguas van a una “clase de los listos”? Porque, ¿en la “clase de los listos” también van los que aprueban justito gimnasia, raspan el sufi en plástica o les cuesta interactuar con sus compañeros, pero son cracks en mates, no?

 

Menos mal que existen otros puntos de vista. Entre ellos el del Dr. H. Gadner que 1993 señaló que existen 8 tipos diferentes de inteligencia, cosa que se debería de tener en cuenta en la enseñanza. Pero, por desgracia, aun la mayoría de los programas educativos se centran en potenciar las inteligencias lingüísticas y matemáticas. Que desperdicio!! Con la capacidad que tiene la mente humana para el conocimiento!! La inteligencia es, después de todo, la capacidad de conocer, de entender, de saber escoger la mejor opción para resolver una cuestión; es habilidad, destreza, experiencia, no?

Muchos alumnos que no destacan en estos dos tipos de inteligencias prevalentes en la enseñanza tradicional (vamos…ciencias y lenguas) pueden sentirse “atontados”, como nuestro amigo los clasificó. Pueden no destacar en la Escuela, ser considerados estudiantes malos o mediocres. Pero, lo que más me preocupa es que los alumnos que no tienen estas inteligencias tan desarrolladas piensen que no son inteligentes, que son tontos, que no sirven, cuando en realidad no se están potenciando todas sus capacidades. Me intranquiliza que desarrollen un autoconcepto negativo en relación a sus capacidades y dejen de esforzarse para potenciar habilidades.

 

Gadner habla de 8 inteligencias: las ya mencionadas lingüístico-verbal (capacidad para comprender el significado y orden de palabras en la lectura, escritura, habla, escucha) y lógico-matemática (capacidad de calcular, de utilizar el método científico, razonamiento inductivo y deductivo), la cinestésica  (dotes para el deporte, la danza, la expresión corporal, etc.), la espacial (destacan aquellos que hacen maravillosos esquemas y croquis y que entienden muy bien los planos), la musical (dotes para escuchar, cantar, tocar instrumentos), la interpersonal (capacidad de detectar los estados emocionales de los demás y responder en consonancia), la intrapersonal (destacan aquellos con capacidad de autoinstrospección, disciplina, conservar la compostura, etc.), la naturalista (capacidad e interés para observar el entorno, investigarlo, clasificarlo, etc.). No todos somos o seremos científicos, ni escritores. Entonces, ¿por qué nos esforzamos en valorar y potenciar de forma excesiva esas dos inteligencias dejando de lado al resto? Los cirujanos destacan en inteligencia cinestésica también!!

 

La inteligencia es una combinación de TODAS estas inteligencias y TODAS tienen la misma importancia, aunque a nivel educativo y social se siga premiando unas sobre otras. Sin embargo, esto no debería impedir que animemos a nuestros hijos o a nosotros mismos y recordemos que si la química o el inglés quizá cuestan un poquito o nos costaron en su tiempo, hay otras capacidades en las que seguro se destaca y hay que fijarse en ellas también.

 

Volviendo al adolescente que ha inspirado este post, su respuesta podría demostrar poca inteligencia interpersonal pues muestra poca empatía respecto a sus compañeros. Tampoco se si destaca a nivel intrapersonal su capacidad para reflexionar sobre sus sentimientos o los motivos que lo llevan a autodefinirse en función de sus notas escolares y autoproclamar sus virtudes. Ni conozco si destaca en música, pintura o algún deporte. Pero, lo que si es claro es que lo han etiquetado y se ha etiquetado como inteligente por sus resultados académicos en las vertientes de las lenguas y las ciencias.

 

Es realmente una pena que la Escuela, con mayúsculas y en su vertiente administrativa y política, no haga también niveles para los que tienen más potenciadas otras inteligencias más allá de las típicas “lenguas” y “ciencias”. ¿Y los que tienen dotes para el deporte o la danza, o los dibujantes natos, o los músicos de tocan de oído, o los que siempre saben que les ocurre a los demás e intentan ayudarlos, o los que reflexionan constantemente sobre lo que sienten, o los que hacen esculturas espectaculares con palillos, etc. no son inteligentes? Sí, ya se que hay escuelas especializadas, pero no están muy generalizadas. También es una pena que nosotros, la sociedad, sigamos apoyando y transmitiendo estas ideas. Es injusto que siga la etiqueta puesta de inteligente al que saca sobresaliente en matemáticas, por ejemplo, pero es incapaz de mantener amigos. Conozco muchos casos de “alumnos desastre” y “malos estudiantes” que se han convertido grandes personas y profesionales en su juventud y edad adulta.

 

En fin, que la “clase de los listos” sigue siendo la clase de los que básicamente sacan buenas notas en lenguas y ciencias…(sí, ya se que hay excepciones que son brillantes en todo, pero hablo de la medida que se toma para clasificarlos)…pero, hay muchos otros sueltos que aun no han encontrado su lugar y que necesitan que se les recuerde que también son inteligentes.

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »