Terapia familiar | Parejas en Verano
Terapia de pareja en verano, problemas de pareja en verano, psicologia
Terapia de pareja, Terapia de Verano, psicoanaines, Terapia individual, psicologo en Sitges, psicoterapia, terapia online
40976
post-template-default,single,single-post,postid-40976,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5.1,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive
 

Parejas en verano

Parejas en verano

Y llegó el verano…y con él las vacaciones! Ese fantástico periodo de descanso, de disfrute. Ese tiempo para tomarse la vida con calma, para hacer aquello que las obligaciones diarias no nos permiten.

Cuando empiezan las vacaciones, solemos buscar diversión, tranquilidad, olvidar preocupaciones y descubrir que, aunque nos sabrá a poco, también existe un tiempo para disfrutar, para compartir alegrías con nuestros seres queridos y dejar un poquito de lado la presión del reloj. Y es que nos pasamos todo el año compartiendo poco tiempo con los nuestros, centrando nuestros pensamientos en los requisitos del día a día. Por eso, cuando podemos al fin desconectar lo que no queremos es que aparezcan o reaparezcan los problemas. Verano, vacaciones y “no problemas” van unidos de la mano!!!!

 

Se dice que después del verano aumentan las separaciones y divorcios…hasta la venta de casas!! No es que el verano sea el causante de las rupturas ni del incremento de ventas inmobiliarias. Sin embargo, si lo es el descubrir que aquello de lo que no hemos podido ocuparnos durante el resto del año, porque la vida nos empuja y no nos deja parar a reflexionar, no se ha ido, sino que sigue aquí. Ignorar las dificultades, postergar la resolución de problemas, no va hacer que desaparezcan.

 

En verano, algunas parejas que durante el año ya tenían dificultades, pero que estaban enmascaradas por las obligaciones diarias, las ven reaparecer pero engrandecidas: discusiones, molestias por lo que la otra persona dice o hace, incomprensiones, malos entendidos, falta de paciencia, etc.

Bueno.. es que los problemas no se solucionan si no se atajan directamente. Pensemos en una barca hinchable que se ha pinchado y a la que se coloca un parche sencillito. Esta puede aguantar tiempo flotando pero, en un momento u otro, ese parche va ceder y la barca va empezar a hacer agua. Pues lo mismo ocurre con otras situaciones. Por ejemplo, con las depresiones “parcheadas” con medicamentos. Y, también, con los conflictos de pareja “engañados” por el ritmo de la vida o la postergación.

En ocasiones las parejas prefieren no hablar de sus problemas para no crear más mal ambiente y van dejando pasar. Pero no hablar de ello no hace desaparecer las cosas, sino que a veces las agrava. Y es que la mente es así y empieza a cavilar…si sentimos desamor, podemos empezar a interpretar los actos y palabras de nuestra pareja como un agravio, un desplante. Y la visión sesgada de la realidad nos lleva a una batalla. El no hablar puede llevar a equívocos, malas interpretaciones, deformaciones de lo que el otro o la otra quiso decir. Hablar es la clave, explicar que es lo que queremos y no dejar que la distancia sea la traductora. Pero hablar con conciencia y teniendo en cuenta que las palabras pueden ser como balas y herir la sensibilidad de los otros.

Y, la verdad es que nos solemos comunicar mejor cuando estamos relajados o nos sentimos contentos y satisfechos. Pues, el verano también puede servir para, en esos momentos de calma, de disfrute, comprobar que se puede charlar de forma asertiva sobre lo que nos molestó que nuestra pareja hizo o sobre lo que no hace o dice. Tal vez sirva para descubrir que hemos interpretado mal las cosas o para darnos cuenta que la manera de vivir el amor no es igual para todos.

 

En las relaciones de pareja es muy importante transmitirle a la otra persona como uno se siente o que es lo que necesita. Pero hay que hacerlo de forma positiva, sin manipulaciones, sin pensar que sólo existe una verdad, la nuestra; sin reproches, sin esperar que la otra persona sea una “lectora de mentes” y adivine que nos ocurre. Si se nos hace difícil, siempre podemos buscar ayuda, pero lo importante es impedir que los problemas se enquisten y se vuelvan crónicos. Hablemos, hablemos y no dejemos pasar las cosas!!!

 

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »